Un partido y un delantero para no dejar en el olvido

· Rubén Diáz en un entrenamiento durante la concentración de Mondariz ·
En el fin de semana del duelo ante el Real Betis, Rubén Díaz, exverdiblanco, se luce con el Promesas al anotar cuatro goles. El granadino demuestra las condiciones de pretemporada 

A pocas horas para que se vuelva a encontrar con antiguos compañeros como Pozuelo o Nono, Rubén Díaz, delantero del Promesas, ha realizado un partido sublime. Sus cuatro goles al filial del Numancia le corroboran como el jugador con condiciones y potencial para ser un buen jugador de cara al futuro. El granadino ya dejó buenos detalles en la pretemporada del primer equipo en Mondariz, y en el cuarto partido de Tercera división ha explotado su vena goleadora.

Los cuatro goles ante los sorianos no son los primeros goles con la camiseta pucelana. Una semana antes se estrenaba con el filial en el partido en Cuellar pero ya sabía lo que era golear durante la Copa de Castilla y León. En la victoria ante el Atlético Bembibre, el granadino anotaba el gol de la victoria y mostraba el acierto que Manucho no tenía aquella tarde. Días después, en la final del torneo, el ex del Real Betis hacía el único gol pucelano en Anduva. La goleada recibida de 4-1 tuvo el único punto positivo en el gol de Rubén y en su potencia para hacerlo.

Potencia y velocidad
· Rubén Díaz antes del encuentro ante Paços de Ferreira ·
Las características del jugador son esas: potencia, control y zancada. El granadino posee una buena planta gracias a los 185 centímetros de altura pero no destaca por su juego aéreo. En la concentración de Mondariz desplegó todas sus cualidades y éstas le convierten en un futbolista rápido y con posibilidades para enlazar jugadas. En la oportunidad que tuvo con el primer equipo dejaba buenos detalles, percepciones que no se escaparon a ninguno de los asistentes a partidos y entrnamientos de aquellos días de preparación.

Los 30 minutos que disputaba en Aveiro ante Beira-Mar gustaron mucho al cuerpo técnico. La referencia que marcaba constantemente, la movilidad, la facilidad para asociarse y la rapidez para arrancar le valieron una hora de juego ante Paços de Ferreira. Allí, y en la goleada recibida, no estuvo acertado pero mostraba condiciones para pulir y trabajar con el paso de las temporadas y con partidos como el disputaba ante el Numancia B, un encuentro perfecto del granadino.

Estreno fuera de Andalucía 
Rubén Díaz llegaba este verano a Valladolid procedente del Real Betis. El granadino había formado las dos últimas temporadas en el Juvenil verdiblanco, con el que había sido máximo goleador ambas temporadas. Los goles en la categorías inferiores andaluces llamaron la atención del Pucela, al igual que años atrás le pasó al equipo bético.

Tras formar parte de las categorías base de su Motril natal, Rubén daba un salto cualitativo en 2010 al firmar por el Juvenil B del Real Betis. Dos años buenos en juveniles le valieron para dar el salto al filial con el que debutaba el 4 de diciembre de 2012 en el encuentro ante el Lucena. Los 12 minutos que le ofreció Vidakovic aquella tarde fueron su estreno en una Segunda B que sueña con volver a jugar pero de blanquivioleta y tras un ascenso en los anexos pucelanos.

1 comentarios en "Un partido y un delantero para no dejar en el olvido" ¡¡Anímate!! y participa

.
gravatar
Nico Garcia comenta....

Habrá que seguirlo. Si dices que promete, habrá que tenerlo en cuenta ;)

Saludos desde La Escuadra de Mago