El Pucela con Balenziaga de lateral diestro

Dos laterales zurdos y dos extremos diestros. El dibujo táctico que ha dispuesto Miroslav Djukic en los últimos dos partidos da un pequeño giro al juego ofensivo del Real Valladolid sin llegar a aumentar mucho la afluencia de juego interior que el equipo entrenado por el serbio lleva realizando desde que debutó en el Nou Stadi de Tarragona.

Pese a que la nueva novedad puede parecer que cambia mucho lo dispuesto hasta el partido ante el Xerez, el Real Valladolid no ha variado su predominancia al fútbol por bandas con los laterales y el juego interior con los tres medias puntas. Pese a la entrada de Mikel Balenziaga en el carril del ‘2’ la disposición de un equipo escalonado y ordenado en posiciones de pareja sigue funcionando. Marc Valiente sigue ejerciendo de central libre y Mehdi Nafti de pivote defensivo. Lo que sí que ha dado un giro con este cambio es que ahora se diferencia el aspecto ofensivo de la banda derecha con el que se aprecia en el otro carril, que ocupan Carlos Peña y Sisi.

La diagonal de Sisi
Muchos afirman que Sisi juega disminuido de sus funciones en el extremo izquierdo pero no es así. El albaceteño ayuda mucho al Pucela en banda izquierda al realizar de forma continuada diagonales desde el extremo hacia el corazón del área. Por lo general, este movimiento del ‘21’ ayuda a generar superioridad en la banda y abrir el camino para que el lateral izquierdo, en este caso Carlos Peña, pueda llegar hasta línea de fondo y dar una opción alternativa al centro directo o al disparo.


Cuando Sisi decide jugar con el ex del Albacete o Recreativo, el extremo se introduce en el área para conseguir pasar la superioridad de la banda al área. La jugada, sencilla, se pudo ver el pasado sábado y significó el segundo tanto de Manucho. Movimientos rápidos y estudiados que rompen rápidamente las líneas defensivas del rival buscando el factor sorpresa con velocidad.

Deficiencia ofensiva de Balenziaga
El lateral ex del Athletic de Bilbao es el nombre propio de este cambio en el Real Valladolid. Su presencia en el lateral derecho cambia el juego del Real Valladolid en el costado diestro. Su predominancia al pie izquierdo le resta posibilidades en el juego ofensivo blanquivioleta y en la idea de Djukic de que los laterales lleguen hasta línea de fondo.

Estas deficiencias a las que debe hacer frente el lateral vasco son bien sabidas por el cuerpo técnico y para ello intenta buscar posibilidades para hacer frente a las debilidades y ensalzar las virtudes del canterano de la Real Sociedad. Por ello, Djukic cambia los roles en relación a la otra banda. Es Nauzet el que se encarga de llegar a línea de fondo y Balenziaga quién espera en una segunda línea para con mayor amplitud, para buscar el centro al área con su pierna izquierda.

La idea no es inamovible y Balenziaga también puede buscar línea de fondo. Eso sí, cuando el canterano de la Real Sociedad busca la llegada hasta el final casi siempre es para arrastrar rivales y dejar más libre la zona de centro para Nauzet. En la mayoría de las ocasiones el futbolista canario no confía en exceso en su compañero y prefiere poner el centro antes que buscarle y darle el balón para su pierna mala.

Dos laterales zurdos y dos extremos diestros, un sistema de juego que puede parecer desordenado pero que Djukic y su cuerpo técnico tienen claro porque se han sabido acoplar a las deficiencias de una plantilla con necesidades atrás.
Imagenes de 'Deia.com' y vía 'Mourinho Tactical Board'

1 comentarios en "El Pucela con Balenziaga de lateral diestro" ¡¡Anímate!! y participa